Blogia
Kiribati

Dolmen

Dolmen Fue apenas ayer cuando, en la frontera de los arévacos, ví a la gran vaca blanca que porta entre sus cuernos el disco de oro del Sol.

Se me acercó tanto que pude mirarme en sus ojos, lagos oscuros en los que se reflejan todas las cosas que los hombres ignoramos, porque aún no han ocurrido.

Su hocico humeante se aproximó a mi mano, para oler el miedo en la presión del puño con el que yo sujetaba mi espada.

Creo que me compadeció, aunque no lo suficiente.

Luego las nubes cárdenas del atardecer ocultaron la montaña del Norte. LLegó desde los bosques el sonido del cuerno de mi enemigo. Surgieron, y eran tantos que no me fue posible contarlos.

-¡No me dejes!- supliqué a la vaca.

Pero ella ya se había ido.

Ahora hay una mesa de piedra en la orilla del bosque. Mi cuerpo inerte yace debajo de ella.

Muchos pájaros se cobijan aquí de la nieve en los días de invierno. Al correr de los meses, sobre el túmulo crecen prímulas y madreselvas, y repiquetean las gotas de lluvia. Después, arde la roca en el silencio del estío. Y llega el viento frío, y regresan los pájaros.

Desde lo oscuro, escucho a veces el retumbar en la tierra de los cascos de la vaca, cuando camina por el mundo buscando a algún guerrero.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

Kiri -

Porque no tengo ganas, que si no te contestaba y tó.
Webo.

La_Web_ona -

Pues ver vacas blancas volando con cosas amarillas entre los cuernos como que.............

Fri -

Gracias, muñeca románica. A tus pies. ;-)

Yo también me río mucho con tu sentido del humor.

Kiri -

jajaja...Pues sí. Así es la dura vida del buscador de románico.
Qué bueno es leerte, Fri, qué bueno. De verdad.

Fri -

Ir a ver románico siempre tiene mérito, preciosa.

Suele hacer un frío del carajo, está en lugares perdidos, sin tiendas ni gente, no te puedes poner tacones y, como te descuides, una cabra te manga el bolso a bocados.

Kiri -

No, mucho valor no tiene, porque el día engañaba. Por la mañana en Lega hacía sol y eso.
Si no, ni románico ni ná.

Fri -

Sí, procede de Charolais. Es una raza de origen francés que sirve para carne.

Segovia... Un frío del carajo, sí. Tiene mucho valor eso de irse a ver románico por ahí con esas temperaturas.

Kiri -

Gracias, Fri. Yo me crié más bien entre cabras, y entre cabras sigo, jaja.
Ayer Alicia y yo estuvimos andorreando por la provincia de Segovia, viendo románico y comiendo judiones. Vimos muchas vacas blancas. Son preciosas.
Hacía muchísimo frío y vimos caer nubes de nieve en la sierra, así a lo lejos. Era flipante, porque en otro lado más allá daba el sol algunos ratos, en la nieve de la cima.
Una belleza todo. Lástima que apenas pudiéramos salir del coche, porque te quedabas tiesa.

Me gusta la palabra "charolesa". Creo que procede de Charolais, ¿no?

Fri -

Precioso, Kiri. Céltico. Las vacas blancas son preciosas. Yo me crié entre vacas blancas (charolesas) en el campo. Me encantan.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres