Blogia
Kiribati

Elegant Garden

Este cuadro de arriba se titula Elegant Garden.
Es obra de una pintora americana llamada Diane Romanello.
Yo no la conocía de nada hasta que ví una lámina de Elegant Garden colgada en la pared de la sala de espera del médico. En seguida me llamó la atención, de modo que anduve buscando en google.
Quizá en la imagen, como es pequeña, no se aprecia demasiado bien, pero muestra un pequeño paisaje algo brumoso, solitario en ese preciso momento y, sin embargo, maravillosamente construído y cuidado, a juzgar por su aspecto. Luego habitado, no se sabe por quién.
Elegant Garden. Pero, ¿cuál es el jardín elegante a que se refiere la autora?, ¿el de más allá o el de más acá de la verja?.
¿El observador se encuentra a punto de entrar o a punto de salir del lugar paradisíaco?
Suelo preguntármelo mientras espero para entrar en la consulta; quizá porque también yo aguardo el instante de atravesar una puerta.
Atravesar una puerta suele representar un momento decisivo, un acto no exento de cierto peligro, o de un gran peligro incluso, que puede cambiar radicalmente la vida de una persona.
En las tumbas egipcias, así como en las etruscas, se pintaban trampantojos de puertas, tal vez con la finalidad de que el alma pudiera entrar y salir libremente sin que irrumpiera en el mundo real, donde su aparición hubiera causado pavor a los vivos.
He visto pocos cuadros tan inquietantes como este Elegant Garden, aparentemente tan coqueto y civilizado.
Creo que ahí, ante esa puerta, podría suceder cualquier cosa.
Y, en fin, si yo me materializara en esa escena pictórica, atravesaría la verja entreabierta con la sensación precisa de estar haciendo algo irremediable.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Kiri -

Deberían filmar una peli de miedo ahí.
Molaría.

Ana* -

Claro. En ese jardín vive un fantasma, no puede ser de otra manera.
La foto es flipante, desde luego, a mí también me ha dejado enganchada.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres