Blogia
Kiribati

Colocón en la Cartuja

Colocón en la Cartuja El día de ayer nos salió digamos que durillo.

Así que, por la cosa del relax y la recuperación de la paz interior, hoy me tocaba hacer de dominguera camarita en ristre (bueno...no recuerdo si he mencionado que me compré hace poco una cámara digital); y subirme con mi cochecillo a las alturas nevadas, allá por los remotos confines de la civilización, donde serpentea sobre agrestes picachos la frontera con Segovia.
Yo siempre he creído que el aire de la Sierra de Madrid era muy puro.
Hoy he comprendido que mi estimación era algo precipitada, porque eso depende.
Depende de las zonas: lo que es dentro de la Cartuja de El Paular te agarras un colocón que lo flipas, vamos. Y el que no me crea, que lo compruebe in situ.
Éramos una fila nutrida de visitantes los que recorríamos el hermoso edificio, detrás de un monje que al principio parecía muy puesto en su papel de guía. Yo en seguida me he dado cuenta de que aquellas desaforadas nubes de incienso que flotaban por todos los rincones de la Cartuja, comenzaban a producir sus efectos sobre los miembros de la expedición. Empezando por un par de ancianitas que, nada más pasar el claustro, dieron en adoptar una expresión ausente, perdida la mirada en el vacío, el cuello tieso y las pupilas muy fijas y dilatadas.
El segundo factor que, al cabo de unos minutos de visita, ha alertado mis sensores ha sido el ji ji ji que soltaba el monje guía sin ton ni son, al final de algunas frases. Las cuales frases no eran, entiéndase bien, frases de ji ji ji.
La gente se daba codazos primero, pero luego le coreaba. La gente es así.
-Porque esta sillería de coro del siglo XVI, no se me sienten que cobramos, no, cobran ustedes, ji ji ji... No se toca, no se toca, ji ji ji...
Y la peña coreaba:
- No se toca, no, no, no se toca, ji ji ji.
Pero lo mejor era cuando cambiábamos de sala. El reverendo sacaba de no se sabe dónde una profunda voz de gañán y tronaba a su rebaño:
-¡¡¡¡Y EL ULTIMO QUE CIERRE LA PUERTAAAAA!!!!.
Y la peña coreaba:
-¡¡¡EL ÚLTIMO QUE CIERRE LA PUERTAAAAA!!!!, - y luego añadían.- ¡ji ji ji!
Andábamos todos tambaleantes. No importa: nuestro guía espiritual nos ha puesto en fila de a uno, a fin de que nuestras almas no se descarriasen.
-¡¡¡¡TODOS DE A UNO, TODOS DE A UNO!!!!
Y la peña repetía como un eco:
-¡¡¡TODOS DE A UNO, JI JI JI!!!
-Y ahora vamos a jugar al ajedrez.- ha sentenciado el buen hombre muy serio, aunque sin dejar de balancearse, cuando hemos llegado ante el retablo.
A continuación, tras un grácil saltito sobre el enlosado blanco y negro, me ha dado un barrigazo.
No me lo estoy inventando, ¿eh?. Me ha dado un barrigazo. Seguido de un ji ji ji. Y yo no sé por qué me ha dado un barrigazo. Sólo sé que a nadie le ha importado nada, ni siquiera a mí, ya que estábamos todos drogados y no éramos personas ni teníamos conocimiento.
-Y ahora me pongo en la puerta con la mano así.- ha dicho mostrando su gordezuela extremidad entreabierta.- y ustedes me echáis los monis.
Y la peña dice:
-Los monis, los monis, ji ji ji.
Sólo después de salir de allí, pasar un buen rato en las cimas nevadas y refrescarme el careto con un puñado de nieve, he vuelto a mi circunspección habitual. Pero antes, desde la cuneta, he visto pasar los coches con la gente de la visita, que iban todos haciendo ji ji ji. Y, en uno de aquellos coches, iban también las dos ancianitas de mirada extraviada.
He pensado:
-Joder, qué cosas.
Y lo sigo pensando: joder, qué cosas.

Menudo dolor de cabeza.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Ana* -

jijijijijijiji

¿Dónde decís que es esto de los colocones gratis? Y lo de los barrigazos por la cara también, oye, que a mí no me ha dado nadie nunca ninguno, y a lo mejor hasta me gusta.

Os faltó salir cantando: "casi una experiencia religiosa..."

jijiji

No me tengas en cuenta la tontería, Kiri, que ando de exámenes y eso también coloca bastante. Besos.

bErNaR -

Jeje, no te has inventado ¡nada!

Kiri -

Desaprensivo...
ji ji ji.

El condón enmascarado -

Jijiji, lo han dicho en la tele, un gracioso ha hechado marihuana en los incensarios.
jojojojojojoooooooooo

Kiri -

O por el año del Quijote. No tiene nada que ver, pero como este año todo es por el año del Quijote...

Ciri -

Ignoraba que se hacían estas cosas allí. Será para promocionar las visitas, el turismo y esas cosas.

Kiri -

Hala, hala, todos a la Cartuja.
Viciosos...
:-p

Ciri -

Yo también quiero ir a la Cartuja, jijiji. Qué diver.

Kiri -

Pues creo que tienen pensado organizar un botellón de vino de misa próximamente.
Ya pondré un aviso, ya.

Gru -

Jajajajajajaja

Bueno, jijijijiji

En fin, colocón gratis y encima con bendición divina.

Me he reído un montón. Jjijiji. Mola mucho, Kiri. ;-)))
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres