Blogia
Kiribati
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Espuma de Té Verde

Espuma de Té Verde Ahora huele a esa hierba. Suena un sitar y la luz de la tarde traerá pronto a los viejos amigos.
Aquí están, ya van llegando: son los recuerdos.
Y son tan bonitos...
Como pequeños icebergs de colores, flotan en la superficie del agua. Igual que velitas de adorno, inofensivas bujías alegres que se dejan reflejar en tus pupilas.
Pero hay que tener mucho cuidado con ellos, ya que resultan francamente peligrosos. Si te descuidas, te raptan, te atrapan y te arrastran hacia el fondo más profundo, allí donde reside el secreto que nadie puede desvelar impunemente.
Allí donde nunca te atreviste a mirar, en el enigma poderoso cuyo nombre ni siquiera deseas pronunciar.
Porque su nombre es Tú.
Así que, ¡cuidado!
Cuidado con la espuma de té verde.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

35 comentarios

Ericillo -

Ossss, las jeringas, me tenían q sujetar varios enfermeros para ponerme inyecciones o sacarme sangre. Ahora que cada X tiempo tengo q hacerlo, a veces, me acuerdo...en fin, que menuda panacea el té verde Bambi, jajaja!!, algunas cosas las sabía pero otras no, pol dios...qué sabios los orientales; ya puestos, tengo aquí un libro sobre arte tántrico que ta interesante eh, jiji. Que toy en la Biblio.
Ciao amigos!

Kiri -

Un beso, guapetona. :-)

Fri -

Pues eso, que descanses. Yo también me voy a dormir.

Buenas noches, Kiri. Un beso. :-)

Kiri -

Y, puesto que hablamos de primitivismos, quiero anunciar ante esta ilustre asamblea que mañana, cuando haya descansado, pondré alguna cita de Robert Graves sobre los orígenes de la misoginia.
Que a mí no me deja atrás la Bambi con su Solas. Hombre ya.:-P
Por cierto, Solas fue mi libro de cabecera durante muchos meses, poco después de separarme. Ha sido un libro muy importante en mi vida.

Kiri -

Pues sí, los chamanes siempre se han drogado, con té y con otras cosas.
Se puede elegir versión: para ponerse como motos o para abrir las puertas de la percepción, como decía Jim Morrison.

Fri -

Bueno, el té muy muy concentrado tiene propiedades alucinógenas. En Siberia los chamanes lo usaban para sus ritos. Y también lo usan en las zonas del ártico, sin sol por eso de pasar mejor los inviernos e imaginarse que están en las Bahamas. Puede ser usado como droga.

Está claro que es mágico. ;-)

Kiri -

Vengo de ver Van Helsing. Es mu mala, pero qué bien me lo he pasado.
Pues nada, el té está muy bueno y es muy sano.
Además, posee propiedades mágicas, pero de esto no puedo hablar sin desvelar grandísimos secretos que me costarían la vida.
O sea que eso.

Fri -

Sí, pero aunque tomes té verde debes comer menos o no adelgazas.

La propiedad diurética es común a muchos tés, y beneficiosa, claro.

Fri -

Bueno, placas solares sí llegamos a tener. Energía de doce voltios, con algunos (muy pocos)electrodomésticos adaptados.

Mi padre pasó de ser trostkista a ecologista, muy moderno y tal, pero la misoginia no se la quitó nunca. Y digo yo que se la podía haber dejado por el camino, aunque fuera un ratito.

Creo que muchas concienciaciones de la época venían ya con trampa.

Bambolia leñosa -

Acabo de encontrar el papelito que me guardé cuando compré las cápsulas en Terra Verda:

"Los investigadores norteamericanos y japoneses descubren cada día nuevas propiedades preventivas y terapéuticas en el denominado Té Verde. Gracias a su contenido en Fluor con una taz de este té diaria disminuimos a la mitad el número de caries dentales en niños ya dentales en niños y adolescnetes. Debido a su alto contenido en Zinc, es aconsejable durante la gestación por el aumento de las necesidades de oligoelementos que se requieren durante este período.

Se ha demostrado que el Té Verde es 20 veces más activo que la vitamina E, muy apreciada como neutralizadora de los famosos radicales libres, principales responsables del envejecimiento; de aquí su utilización, cada vez más frecuente en productos cosméticos, antiedad.

Es muy conocido como "Té moruno", ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos. Además, bebido a razón de 1 ó 2 litros al día (en infusión, durante un período mínimo de 2 meses puede acelerar los efectos de una dieta adelgazante.

La teofilina, que se encuentra en la planta del te, es un diurético suave, con una acción quema grasa que la hace muy útil como anticelulítico natural.

Utilizado en forma de ocmpresas alivia los ojos fatigados. Su acción diurética reduce las bolsas de los ojos. Aladido al agua para enjuagar el champú da reflejos cobrizos a un cabello castaño.

Las hojas del té verde son ricas en vitaminas A, B1, B2, B12, C, E, K, PP; también en calcio, potasio, cobre , niquel y otros olioelementos. Sin olvidar el caroteno y clorofila. Activa la circulación renal y facilita la digestión. Añadido al agua del baño, relaja y mejora el estado de ánimo".

Leñe!!! -

Joer... que no había asociado una cosa con la otra... sí que adelgaza, Kiri. Y de hecho lo venden en cápsulas y en sobrecitos... si hasta tengo por ahí -por ahí es la caja metálica donde guardo los sobrecitos de infusiones-.

Que fort, mare, que fort!!!

Kiri -

Es que lo dicen los del banner y, vamos, siendo así me lo creo.

Kiri -

Hoy he leído por ahí que el té verde adelgaza, porque es un quemagrasas poderoso.
Va a tener razón Fri y habrá que beberlo. :-))

Kiri -

¿Os habéis dado cuenta de que algunas veces ponen anuncios en el banner según el título del último post?

Qué cosas.

Bueno, respecto a los radicalismos, estoy de acuerdo. Lo del papel higiénico reciclable me parece una de las mayores guarrerías de la Historia de la Humanidad.
Sin embargo, se me ocurre que lo que solemos entender por "normalidad" suele ser radicalmente anti-ecológica.
Fri, si fuera ahora, tu padre tendría en su granja paneles solares. Se ven bastantes en las casas de campo.
Hubo una generación ahí de gente muy concienciada, bastante valiente y también bastante temeraria, que creyó en la posibilidad real de poner en práctica sus ideas. Yo creo que les faltaron adelantos técnicos, como los paneles solares para una sola vivienda, por ejemplo.
Aunque, y esto es una gran disyuntiva, para llegar a los adelantos técnicos que proporcionan energía limpia todavía hay que pasar por usar energías contaminantes.
Para mí, la cuestión de fondo es casi siempre la misma: enormes intereses económicos que no se invierten en mejorar las condiciones de vida en el planeta de una manera no agresiva con la Naturaleza, sino en fomentar guerras, por ejemplo, que producen un enriquecimiento mucho más veloz.

Fri -

Sí, lo peor es el radicalismo. Pero hay gente a la que le da por ahí. Yo he conocido más casos, incluso el de uno que montó una comuna naturista Hare Krishna. En fin.

De bichos entiendo un poquito, además me gustan. Los únicos que me dan miedo y repelús son los venenosos, los escorpiones y las víboras, principalmente, porque podían ser un peligro. Con las víboras me quedaba paralizada de terror cuando las veía, lo cual es lo mejor que te puede pasar, porque al no percibir ningún movimiento no se sienten atacadas y no muerden.

A mi niño le enseñaré los bichos, claro, me parece fundamental. Bien por tu niña gótica, Kiri.

Bambolia -

Eso digo yo... ¿qué hacías tú levantada a esas horas?

A mí el ecologismo llevado a puntos extremos me da dentera... Cerca de Linares, en un pueblo llamado Olba, hay una casa de turismo rural mantenida por gente muyyyyyyyyyyyyyyy concienciada con el ecologismo y tal. Una amiga fue a pasar el fin de año con su hijo y con otra amiga y cuando volvió me contó, entre sorprendida e indignada, que en los baños había cartelitos en los que se decía claramente que el papel no se tiraba al desagüe, aunque fuese el de limpiarse los restos de las heces -qué fisssssna- y que se debía de dejar en un pozalito colocado al lado del sanitario para tal uso. Como comprenderéis, el olor del retrete no era el más grato y a ver quién era el guapo que cagaba allí a gusto... :-(

Kiri -

Bueno, a mí más que el ecologismo me da repelús la radicalidad. El ecologismo lo comparto bastante, aunque no a costa de pasar tanto frío, claro.

¿Y qué hago yo levantada a estas horas?

Me vuelvo a la cama.

Aber -

Uys, tanto ecologismo me da repelús. A mí, que me encanta la degenerada civilización de calefacciones y comodidades varias...

Kiri -

Pues vaya. :-(
En fin, las decisiones de los adultos siempre afectan a los niños, y casi nunca se les pide opinión a los pobres.
En las casas en que yo viví de pequeña tampoco había calefacción, porque era un lujo que mis padres no se podían permitir.
Pero bueno, frío no pasábamos. Teníamos estufas y agua caliente.
Pero, para caliente el fogón de la casa de mis abuelos, en el pueblo. Era un fogón grande de piedra, de esos que tenían unas tapas redondas de metar encima, para meter la leña. De pequeñas nos sentaban enlo alto y se estaba muy bien.
Y metían ladrillos, que luego nos poniamos en los pies, porque los ladrillos guardan muy bien el calor.
Y las camas de casa de mis abuelos, bufff, eran una pasada. Enormes, altísimas y con colchones blanditos de lana. Una gozada.
Bueno, sabrás mucho de animales y de cosas del campo, y se lo enseñarás a tu niño. El amor a la Naturaleza es un buen principio a inculcar desde pequeños. Alicia lo tiene, y aunque a esta edad presume de gótica y de siniestra y tal, nunca tira ni un papel al suelo, ni soporta que le hagan daño a un ser vivo.

Fri -

Bueno, pasé frío porque hacía un frío del carajo, y como mi padre era ecologista radical negaba todo aquello que le pudiera sonar a civilización. No había calefacción. Una chimenea, eso sí, y muchos libros, porque él es un hombre muy instruído.

Como ejemplo te diré que en invierno teníamos que romper con martillo y escoplo el hielo, de unos veinte centímetros, que había en los abrevaderos de los animales para que pudiesen beber. Y se nos helaban las manos cuando lavábamos la vajilla, o la ropa, a mano, claro. Después, por aquí arriba, he vivido temperaturas hasta de -30 y , sin embargo, nunca he llegado a pasar tanto frío como en aquellos inviernos.

Kiri -

Pues sí, me gusta el té moruno, y me trae buenos recuerdos de los baños árabes.
Hace poco estuve otra vez en la tetería con un amigo. Esta vez no bajamos a los baños. Pedimos dos clases de té, uno que se llamaba hammam como el sitio, que estaba buenísimo (igual que mi amigo, je) y otro que se llamaba paraíso o algo así, que era un poco empalagante.
Lo que me gusta de esos sitios es el aroma. Hierbas y especias, mola un montón.
¿Por qué pasaste mucho frío, Fri?
¿Estabas en una sierra?

Fri -

A mí también me gusta el té moruno y creo que a Kiri también, porque alguna vez ha hablado de ello.

Mi infancia no es muy recomendable, la verdad. Pasé mucho frío.

Aber -

Me encanta el té moruno, por la menta y eso, pero tanto azúcar me empalaga.

Tu infancia no tiene desperdicio, Fri. Yo hubiera tenido un trauma con el jeringuillazo ese.

Fri -

Sí, jajajaja, al médico en casa. Yo de pequeña era muy delgada y comía poco, por lo que usaba un método infalible para hacerme comer. Me decía que si no comía me iba a poner mala y tendría que ponerme una inyección con la jeringa. Y la jeringa era enorme, de unos 18 centímetros, porque era una jeringa para caballos y ganado bovino, con una aguja larga y gruesa. Daba terror la puñetera jeringa. Nunca la usó conmigo ni con ningún otro primate, afortunadamente.

Lo bueno es que ahora, cuando me sacan sangre para los análisis, las jeringuillas no me asustan porque las veo muy poca cosa, así que me pinchan y yo tan campante.

Kiri -

Bueno, pues no te educo, a mí qué más me da.

Un padre veterinario mola. Así tienes al médico en casa.

Bueno, es el típico chiste gilipollas, ya.

No doy pa más a estas horas.

Fri -

Si no soy de pueblo exactamente. Soy de campo, campo aislado. Me crié a tres km del pueblo más cercano, en una gran finca, con un padre veterinario ecologista, sin televisión.

Yo que tú me lo pensaba, porque el que vive conmigo lleva once años intentando educarme y todavía no lo ha conseguido. ;-)

Kiri -

Se esnifa, pero sin ansia.

No importa que seas de pueblo: la letra con sangre entra. Y, si hay que sacrificarse por tu educación, nos sacrificamos, qué coño.

Fri -

Buenos días, Kiri. :-)

Con lo de la aromaterapia se esnifa un poco también, creo. Yo soy muy brutita, que soy de campo, así que te voy a costar un montón de enseñar. Mi abuela, que en paz descanse, me decía que yo era como el niño salvaje de Rousseau, el Emilio.

Kiri -

Buenas noches. :-)

Kiri -

El té verde hay que aromaterapizarlo.
Que me costáis mucho de enseñar.

Kiri -

Hum...¡Excelente idea!
Mañana mismo salgo a comprarme la cofia.

Fri -

¿Hay que esnifarlo?

Lo de las almendras mola. Si te pones así, como étnica castellana, con cofia y vestida de jotera y las vendes como producto natural artesanal.

Kiri -

No sé, creo que me voy a dedicar a hacer anuncios de champú.
O a las almendras garrapiñadas.

Kiri -

Es que no te lo tienes que beber, Fri, :-))

Fri -

A mí el té verde no me hace eso, jo. :-(
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres