Blogia
Kiribati
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Despertar

Despertar No sabía si terminar de despertarse.
No se sentía bien, pero el calor de las mantas y una incierta caricia de los primeros rayos del sol, le recordaron que aún seguía vivo.
La mujer sólo había permanecido un par de horas a su lado. Después se había marchado sin disimular cierta prisa, ya que el tiempo de vida que solía dedicarle era escueto. No quería ni podía otorgarle más.
Ni él se lo hubiera pedido.
El hombre no recordó, tampoco aquella mañana, -ya por falta de costumbre- los tiempos lejanos en que la sangre había circulado por sus venas. Cuando el contacto con otro cuerpo era una inspiración apasionada que lo alteraba todo, un sentirse gigantesco y muy pequeño a la vez. Una revolución compartida de células, fluídos y corrientes. Cuando los amaneceres eran siempre el mismo goce de amanecer inmaculado, vivido muchas veces y nunca repetido. Aquella belleza pura que le transportaba a su infancia y que le permitía respirar sin miedo, hasta el fondo de sí mismo, como si también él se hubiera convertido en aire .

No recordó, tampoco en esta ocasión, lo único real que había poseído en su vida: la última vez que había amado; que había respirado.

Sin embargo, todo estaba bien.
Calentaba el sol y era domingo.
Además, últimamente la angustia parecía haberse amodorrado un poco y, de vez en cuando, le dejaba un rato en paz.
¿Qué más se podía pedir, después de todo?
Se incorporó, caminó por la casa y se preparó el desayuno.
Y no olvidó llevar consigo su cuerpo cansado, arrastras por cada metro cuadrado de soledad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

29 comentarios

Kiri -

Pues a ver si nos cuentas alguna, Bernar, y cambiamos de idea sobre lo de las camas.

bErNaR -

Mi chica también pensaba igual, camas separadas, es más proponía cuartos separados, cuartos de baño separados y a suertes dónde se celebraría el día de reunión. Vamos, eso decía antes porque ahora tenemos dos cuartos de baño y usa los dos, una para sus cosas, maquillajes, geles, fragancias, etecé, etecé y el otro donde se asea -que era el mío- Ya no.
Lo de las camas se vió que no, que le daba miedo dormir sola desde que le conté una verdadera historia de miedo. Las cuento medio bien, con poca luz y lo verídico no hace falta hacerlo más verídico. Y hay tantas que ponen los pelillos del brazo de punta...
Saludos, niñas.

Kiri -

Que no era una orgía, que era una timba, una timba.

Gru -

Pero no siempre dormimos juntos porque yo, cuando estoy constipada, o sea, varias veces al año me voy al cuarto de invitados siempre que esté vacío, claro. Y allí tengo una cama de 1,50 para mí solita. Y este mes algunos días se ha ido él porque no podía dormir a cusa de las tomas de la niña y claro, tiene que trabajar al día siguiente. Si no es por lo de separar las camas de vez en cuando mi chico y yo acabaríamos divorciados porque tiene mucho, muchísimo carácter y no dormir lo pone de una mala leche impresionante.

Abogo por las camas enormes y la separación de camas.

Gru -

¿Cuántos somos? me da a mí que no cabemos. Si acaso a veinte centímetros por barba y eso no deja espacio vital para una orgía. A no ser que hagamos dos pisos.

Kiri -

Yo creo que la Gru nos debía invitar a todos a su cama y podíamos hacer una timba o algo.

Bamb-Bamb, comedora de letras -

y de verbos...

Creo que se entiende lo que he escrito, :-)

Bamb-bamb "olía" a naranjas de la china!!! -

¿Una cama de 1,80? Cáspita!!!!! Recórcholis!!!! Pardiez!!!!

Y yo que tengo una de 90 para que no se me avecine ningún mozo templau creyéndose que como hay cama ya puede quedarse pa siempre... El actual, cuando viene -vivimos en distintas ciudades- descansa sus costillares en la cama que hace sofá-diván en el comedor.

Además, que lo de los ronquidos es insoportable. Otra razón más para no compartir lecho a la hora de dormir.

Voy a luchar por poner de moda lo de ser transeúnte ocasional de camas. No peor cosa para que la líbido no suba más allá de la altura de los pies que el verle el careto al colega con las legañas de la mañana.

Ya lo decía mi bisabuela: "Si quieres desenamorte, no hay mejor cosa que ver a tu novio cagando y con el moco colgando" -más o menos-.

bErNaR -

Jaja, que cachondeo os traéis. Pero eso sí, si con 1.8 metes a dos, con catre de 2 meto a tres, ¿vale? Ahora se cotiza que den calor porque por mucha calefacción que pongas, las sábanas tienen esa cualidad, que solo las calientan quienes las tienen que calentar.

Kiri -

No le eches, no, que hay mucho echao por ahí ya y se nos va a llenar la calle.
Y hay que ver la guerrita que dan.
Incluso, con esas dimensiones de cama, puedes meter a otro y todo.

Gru -

Pues yo no lo puedo echar a la calle, y menos ahora con este frío...

Pero es muy limpito y huele siempre muy bien, así que no incordia. También es que tengo una cama de 1,80 con colchones individuales para no molestarnos, que si no, a lo mejor no durábamos.

Kiri -

¿Lo veis como soy dos?
:-p

Kiri -

He pensao que, para contar lo de mi colega, mejor primero pido permiso.
O sea que próximamente.

Kiri -

Por cierto que una amiga del alma me ha contado una cosa hoy sobre eso de quedarse a dormir...¡Juas!.
Luego lo cuento, que me está echando mi hija.
Que tiene que hablar con un pavo que la frecuenta en el messenger.
¿Será de buena familia?
Hum.

Kiri -

Yo también soy de las que no se quedan a dormir. Ni me mola que se queden.
Si he quedao brutal y despiadada al decir esto, lo lamento y lloraré, en breves minutos,el tiempo de una muñeira. (Estoy leyendo a Torrente Ballester)

Ahora, el tiempo que estoy, estoy. No soy de estar por hacer gimnasia.
Para eso, contrataría a un profesional.
O utilizaría un vibrador.
Tampoco es que sólo sea capaz de estar por amorrrrr y tal. Pero tiene que haber su magia y su aquél, o no estoy.
Y, sobre todo, por Dios, eso fundamental: sólo puedo estar si sé que al otro le gusto y le pongo, por lo menos algo. No porque se preste a hacerme un favor (¡generoso!), o porque tenga él ganas de hacer gimnasia.
Para eso, que contrate a una profesional.

Sí, sí. Así están las cosas...

Bambolia Congelada y Empaquetada, lista para servir como helado, en el postre -

Pol Dios!!! Me ha dado una pena este pobre hombre... sobre todo, porque yo soy de las que no se quedan a dormir, o en su defecto, no gusta de compartir cama más allá del juego y el revolcón. Cuando una duerme, duerme. Y fuera pamplinas de que "me gusta verte despertar a mi lado" y esas cosas tan románticas que luego se reducen a que, cuando tienes ventosidades, te has de levantar al baño para que el otro no se entere de que eres humana, y a que por la mañana abras la boca y parezca que no funciona bien el desagüe de la cocina...

Lo mejor: que cada uno se vaya a su casa después de un polvo -o dos o tres, si llega el caso...¿?- y así luego no hay malos rollitos cuando pasa el tiempo y se evapora la pasión.

A veces me daría de bofetadas por ser tan rematadamente racional.

Kiri -

Di que sí, Cirilius venerandus. Y qué mejor manera, vive Dios.

Ciri -

Es que hay que entrar en calor, Kiriotissa dilectissima.

Kiri -

Sí, puedes decir "follar".
Este blog es con palabrotas.

Kiri -

Te noto muy animao, Ciri.
Con el frío que hace.

Ciri -

Yo abogo por el lesbianismo. Quiero decir que me molaría mogollón que Kiri y Gru se hicieran lesbianas y se dieran morreos virtuales. Asistiría enormemente complacido al espectáculo como voyeur lésbico. Es otra cosa que tenemos los tíos, que nos mola ver cómo se lo montan las lesbis. Pero bueno, que también encuentro muy tienno eso de que dos chicas se besen. Además, las chicas salen encantadas con los besos lésbicos por lo del vello facial. Sí... Ya se que algunas también tienen pequeños excesos, pero no es lo mismo, vamos.

Ciri -

Sí, Kiri, yo sólo sé comer y follar. ¿Puedo decir "follar"? Y hablar, no hablo demasiado. Cuando comes y follas no te queda mucho espacio libre en la boca :-)

Kiri -

Ana, has dado en el clavo.
Somos dos.
:-))))

Hombres, hombres...bah.
Sí, algunos están buenos, pero hay que ver lo que comen. Y lo que hablan.
Ayer me pasé yo la tarde con uno.
Se pidió una ración de bravas en el bar. Qué superficial, bah.

Ana* -

Cuando escribes cosas divertidas me parto contigo. Y cuando te pones seria me remueves cosas por dentro. No conozco a mucha gente capaz de ambas cosas.

bErNaR -

... y hombres.

Kiri -

Vale, pues quedamos en eso, que yo si noto que me pongo sersual pues te lo digo y el lesbianismo está servido.
Pero no sé yo si vamos a saber, ¿eh?
Aunque, bueno, hay libros.

Gru -

Bueno, mientras no te excite sexualmente no hay problema, pero en el caso de que así sea, dímelo y me hago lesbiana. :-P

Kiri -

Me mola que me lo digas y me pongo tontita.
Que lo sepas.

Gru -

Un placer leerte, como siempre.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres